Una marca blanca, también denominada marca del distribuidor, es una marca perteneciente a una cadena de distribución con la que se venden productos.